"La vida es demasiado fabulosa, para ser fabulada"
Dominique La Pierre



sábado, 7 de abril de 2012

Salir corriendo

Durante los últimos meses, he mantenido mi trabajo interior centrado en la unidad y dentro de las muchas herramientas de las que me he valido, "escuchar" y dirigir mis pensmientos ha sido una estrategia crucial... Los años de vagancia emocional y mental han visto su fin... al menos es lo que pretendo. Con esta nueva forma de convivir con mi mente, las añoranzas y extrañamientos se van desvaneciendo. Ahora empiezo a tener buenos recuerdos, sin dolor en el alma... Sin embargo los viejos hábitos son duros de romper y ahora mi sentimentalismo busca lugar en mis sueños.

Hace unas horas me soñé a punto de cruzar un puente peatonal en el periférico, de esos que me aterran invariablemente. Cerré los ojos y tomé aire antes de emprender la angustiosa marcha, justo en ese momento sentí una presencia y un aroma familiar junto a mí. Sin necesidad de verlo supe quien era, le tomé la mano sin pedir permiso. El hombre al sentir la ansiedad con que lo asía entre mis dedos, me preguntó buscandome la vista:

- ¿Tienes miedo?

Yo sonreí ampliamente, busqué sus gruesísimos labios, le planté un beso profundo, mientras comenzaba a correr, obligándolo a hacer lo mismo.

- Sí, mucho- contesté tras soltar su boca y seguí corriendo




1 comentario:

  1. No lo habia leido......me gusto! Un abrazo. OOM

    ResponderEliminar

Y tu, ¿qué cuentas?